Porosidad

La porosidad de un material es la relación existente entre el volumen de vacíos o espacios ocupados por el agua, y el volumen total del material, expresado en porcentaje:

POROSIDAD = (w/v)*100
Donde:
W  =  Volumen de agua
V  = Volumen total de la muestra

Una   alta   porosidad   (arcilla,   p.   ej.)   no   indica   necesariamente   un   acuífero   de   buena productividad, ya que gran parte del agua puede ser retenida en pequeños intersticios bajo la tensión capilar a medida que se extrae el agua. El rendimiento específico de un acuífero es la relación entre la cantidad de agua que puede drenar libremente el material y el volumen total de la formación, resultando siempre menor que la porosidad total, y asociado al concepto de porosidad eficaz. La relación entre el rendimiento específico (Sy) y la porosidad total (P) depende del tamaño de las partículas en la formación. Un acuífero de textura fina tendrá un rendimiento específico pequeño, mientras que un acuífero de textura gruesa tendrá uno mayor, ya que es capaz de producir una mayor cantidad de su agua almacenada. La retención específica (Sr) es la parte de la porosidad total de un acuífero que no puede ser fácilmente extraída,
resultando la suma de ambos:


Porosidad = Sy+Sr

Algunos materiales típicos que conforman los acuíferos tienen las siguientes propiedades, como valores promedio (ver Tabla 3.4):

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada