Aforos


La determinación de la cantidad de agua que lleva un canal o un curso de agua se llama aforo y es importante para diversos fines.

La medición de caudales es de gran utilidad en la toma de decisiones durante la administración de los recursos hidráulicos, en la ejecución de programas de riego y en diversas actividades  relacionadas  con  el  manejo  del  agua,  entre  estas  últimas  se  menciona  las siguientes:


  • Control de la calidad de agua de riego entregada a cada usuario en un distrito de riego.
  • Detección de problemas potenciales en el funcionamiento de una bomba o en la operación de un sistema de riego.
  • Registro continuo de los abatimientos de un acuífero a fin regular las extracciones, especialmente donde tal recurso es limitado.
  • Determinación de las pérdidas de agua, por conducción en las redes de distribución y evaluación de la factibilidad del revestimiento en acequias y canales de tierra.
  • Calibración de estructuras de aforo y determinación de los coeficientes empíricos para su ecuación de descarga.
  • Ensayos con turbinas para fines hidroeléctricos y de modelación.
  • Determinación de los escurrimientos pluviales y magnitud de las crecientes en corrientes naturales.
  • Pruebas  de  permeabilidad  en  acuíferos,  para  determinación  de  la  producción especifica y evaluación de la factibilidad de la recarga artificial.
  • Medición de la capacidad de un sistema de drenes, en lugares con nivel freático
  • elevado.

En resumen el régimen de caudales es un dato básico, indispensable, para todos los
diseños hidráulicos y para muchas obras civiles en los que ellos son parte importante como las carreteras, puentes, acueductos, presas, instalaciones hidroeléctricas, obras de riego, defensa contra inundaciones, etc. En países como el nuestro las estaciones de aforo de caudales son inexistentes en muchos sitios, lo que ha obligado a recurrir a métodos aproximados para la estimación de los caudales de diseño. Sin embargo jamás debe olvidarse que ningún método por bueno que sea reemplaza la medida directa de la variable.

Es alarmante la falta casi total de estaciones de medida en las áreas urbanas y rurales de la mayoría de ciudades bolivianas, ocasionando que se tenga un completo desconocimiento del comportamiento hidráulico de pequeñas y grandes corrientes, responsables muchas veces de tragedias e inundaciones en las épocas de lluvia.

Métodos para el Aforo de  Caudales.-

Cuando  el  agua  se  obtiene  de  diques,  ríos,  canales  y  acequias,  pueden  utilizarse vertederos, canaletas, orificios, molinetes, flotadores, colorantes y sales para aforarla. Sin embargo,  cuando  el  agua  es  conducida  por  tuberías  las  mediciones  pueden  hacerse  con venturímetros, orificios, medidores de hélice, tubos de Pitot, tubo california, boquillas, tubo rasurado y medidores electromagnéticos.

Los métodos gravimétricos y volumétricos de aforo directo, que consisten en tomar el tiempo de llenado de un recipiente de volumen conocido, se utilizan en la medición de pequeños caudales.

Por su parte, las mediciones del escurrimiento pluvial y del flujo de aguas subterráneas, son difíciles de realizar con precisión, por lo cual se usan métodos aproximativos que incluyen trazadores químicos y radioactivos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada