Agua Vadosa o Capilar.

Mientras el agua se desplaza hacia abajo por infiltración para incorporarse al agua freática, esta es absorbida por las partículas del suelo y queda retenida en la superficie de estás. Los materiales de grano fino, como las arcillas, pueden desarrollar potenciales altos de absorción cuando se secan, los cuales solamente son satisfechos con cantidades considerables de agua. Esta demanda del suelo por agua, es el requerimiento capilar del perfil del suelo. Esta agua retenida por encima del nivel freático por las fuerzas de tensión superficial es el agua vadosa o capilar. La presión del agua entre los espacios vacíos entre partículas en esta región es inferior a la atmosférica (Figura 4.2).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada