3.1. Prueba de Abrasión Los Angeles (NB 302) (ASTM C 131)

Esta es la prueba que más se aplica para averiguar la calidad global estructural del agregado grueso. Este método establece el procedimiento a seguir para determinar el desgaste, por abrasión, del agregado grueso, menor de 1½” (38 mm), utilizando la máquina de Los Ángeles (Figura 2.2).

El procedimiento para determinar el desgaste por abrasión de agregado grueso mayor a ¾“ (19 mm) utilizando la máquina de Los Ángeles, se describe en la ASTM C-535. El porcentaje de desgaste determinado en ambas condiciones (ASTM C 131 y ASTM C-535) no es el mismo.

La muestra consistirá de agregado limpio y debe ser representativa del material que se vaya a ensayar.

Una vez que se alcanza el número requerido de revoluciones del tambor, se tamiza el agregado para determinar el porcentaje de agregado que ha sido reducido hasta un tamaño menor que 1.7mm (tamiz Nº12). Excepto en el caso de la escoria siderurgica, la prueba parece dar un índice útil de la
integridad estructural global del agregado.
 
                                             FIGURA 2.2     Máquina de abrasión de Los Ángeles

La  máquina  de  Los  Ángeles  consiste  en  un tambor cilíndrico hueco, de acero, cerrado en sus extremos. La carga abrasiva consiste   de esferas  de  acero.  Cada  una  de  ellas  debe pesar  entre  390  y  445  gramos,  esta  carga depende de  la  granulometría  de  la  muestra  a ensayarse. Un anaquel que está en el interior del tambor   rotatorio   recoge   la   carga   de   bolas   y agregado  en   cada   revolución   y   la   deja   caer conforme  se  aproxima  al  punto  más  alto  de  su recorrido. De este modo el agregado experimenta cierta acción de frotamiento y vuelcos, así como un impacto considerable, durante las 500 revoluciones que especifica la norma.

Una valiosa información referente a la uniformidad de la muestra que se ensaye puede obtenerse
determinando la pérdida por desgaste después de 100 revoluciones, Esta debe determinarse sin lavar el material. La relación entre la pérdida por desgaste al cabo de 100 revoluciones y la obtenida al cabo de 500 revoluciones, no deber exceder de 0,20 para materiales de consistencia uniforme.

Después  de  efectuar  la  determinación anteriormente mencionada, se  coloca  la  muestra  entera incluyendo el polvo resultante de la abrasión, para efectuar las 400 revoluciones que aun faltan para terminar el ensayo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada