Aspectos Ambientales en el Diseño de un Sistema de Alcantarillado.

Los ingenieros que trabajan en diferentes aspectos del ambiente se ocupan de las obras desarrolladas para proteger y promover   la salud pública y mejorar el ambiente. Su experiencia incluye estudios, informes, diseños, revisiones, administración, operación e investigación de tales obras.
Por tanto, una  evaluación del impacto ambiental, es un proceso destinado a prever e informar sobre los efectos  que  un  determinado  proyecto  puede  ocasionar  en  el  medio  ambiente.  En  este  sentido,  la evaluación de impacto ambiental se enmarca en un proceso más amplio, ligado enteramente a la forma de decisiones sobre la conveniencia o no de un proyecto.

La  aplicación de  nuevas  tecnologías para  minimizar  los  impactos más  desfavorables tanto  de  los humanos sobre el medio ambiente como ambiente sobre los humanos, es a menudo presentada como un malhechor luchando contra la naturaleza, pese   a que la tecnología ha controlado la propagación de muchas enfermedades transmisibles, ha  expandido la  producción agrícola y mejorado la calidad y duración de nuestra vida. Tanto el diseño,  construcción y operación de sistemas para el tratamiento y abastecimiento  de  agua  potable  y  la  recolección,  tratamiento  y  disposición  de  aguas  residuales, constituyen una parte importante del  aspecto ambiental pero no se pueden considerar aisladamente, ya que  ellas  mismas producen residuos, requieren energía  y materias primas, y pueden ser  afectadas adversamente  por  la  contaminación del  aire,  el  manejo  de  residuos  peligrosos y  nucleares,  y  las actividades industriales.


Problemas ambientales

Es evidente que la disposición de aguas residuales de una comunidad puede tener un impacto sobre el grado de tratamiento de agua requerido por una comunidad localizada aguas abajo. La situación es en efecto más complicada, ya que en   el tratamiento tanto de agua como de agua residual se producen ciertos lodos. A menos que estos sean manejados cuidadosamente, podrían contaminar la tierra o las aguas superficiales. En general, la eliminación de un contaminante del ambiente de una región resultará en su aparición en alguna otra, donde sus efectos puedan ser tan indeseables como en el lugar original.

Los contaminantes se pueden definir como constituyentes del aire, agua o suelo que   vuelven a éstas inadecuados para su uso. Tales agentes pueden ser de naturaleza química o biológica y pueden resultar de  fuerzas  naturales,  procesos  vitales  de  otras  especies  o  de  muestras      propias  actividades.  Los contaminantes que se hallan naturalmente en el agua incluyen virus, bacterias y formas superiores de vida;  especies  minerales  disueltas;  subproductos  orgánicos  solubles  de  procesos  vivos;  y  sólidos suspendidos  orgánicos  e  inorgánicos.  La  concentración  de  estos  contaminantes  naturales  puede incrementarse y  resultar aumentados por efecto de otros materiales producidos por tecnología industrial o agrícola.

Aunque la mayoría de las aguas naturales son inadecuadas para el consumo, percepción común de que la contaminación resulta de la actividad humana es justificada en el sentido de que muchos suministros que una vez fueron seguros se han vuelto poco seguros debido a nuestras acciones. El descuido en la evacuación de residuos sólidos y peligrosos en el pasado ha creado un gran número de fuentes de contaminación ambiental a largo plazo, las cuales continuaran causando problemas por muchos años más.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada