La Falta de Saneamiento Causa Millones de Muertes.

Unos 2.600 millones de personas, un tercio de los habitantes del
planeta, viven sin inodoro. No es uno de los problemas ambientales o sanitarios de los que más hablan las estadísticas de la pobreza, pero la falta de saneamiento básico es tina (le las causas principales del cólera, la diarrea, la neumonía, la malnutrición y otras enfermedades que provocan millones de muertes. Según Unicef, cada 20 segundos un niño menor de 5 años muere como resultado de las malas condiciones de higiene y salubridad, lo que supone 1,5 millones de muertes prevenibles cada año. Por ello, la Alianza por el Agua, de la que forma parte la Fundación Ecología y Desarrollo (1CO DES) ha iniciado una campaña para que el saneamiento doméstico, al amparo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas, sea una prioridad en las agendas gubernamentales e institucionales de los países desarrollados y subdesarrollados.
 
EN LA ZONA DE CENTROAMERICA 15 MILLONES  de habitantes carecen de acceso al agua potable y a servicios de saneamiento básico, y menos del 20% de las aguas residuales son tratadas antes de devolverse a los ríos, lagos y mares, lo que genera una creciente contaminación del agua. Sólo en esta región, la carencia de agua potable saneamiento se ha cobrado más víctimas que cualquier conflicto bélico o catástrofe natural: seis millones de personas en los últimos 30 años; una quinta parte de ellos, niños.
Según un reciente estudio elaborado por la Primera Conferencia Latinoamericana de Saneamiento, con la colaboración del Banco Mundial, UNICEF y la Asociación de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, “esta situación puede revertirse ante la presencia de servicios de saneamiento, pues éstos tienen un impacto directo sobre la mejora de las condiciones de salud, nutrición’ preservación de los recursos naturales
Particularmente castigadas por esta carencia resultan las zonas rurales de estos países subdesarrollados, sobre todo las comunidades indígenas. En Guatemala, con una población de 12,7 millones de habitantes, la disposición de inodoros alcanza el 76% en el ámbito urbano y el 16,8% en el rural. En cuanto a las aguas residuales domesticas, sólo el  de los hogares urbanos y el 5% de los rurales reciben algún tipo de depuración.
En Honduras, sobre una población de 7,5 millones de habitantes, el 73,6% de las zonas urbanas y el 76,4% de las rurales disponen de inodoros o letrinas, lo que mejora considerablemente la situación sanitaria en los hogares de esta región. Ahora bien, sólo el 10,9% de las aguas domesticas residuales reciben algún tipo de tratamiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada