Medición de la Trabajabilidad del Hormigón.

La consistencia o fluidez del hormigón, es un componente importante de la trabajabilidad. Esta se mide por medio de las siguientes pruebas: El cono de Abrams para hormigones de consistencia fluida a  seca , y El consistometro de Vebe para hormigones de consistencia seca a extremadamente seca.

Ya que todas las propiedades, necesarias para determinar la trabajabilidad de la mezcla de un hormigón, no se conocen o son imposibles de medir, debe aplicarse una inspección visual sistemática junto con los resultados de las pruebas de consistencia, y de exudación, para garantizar el uso del hormigón  con  la  trabajabilidad  satisfactoria.  Es  necesaria  la  vigilancia  constante  por  parte  del inspector para evitar efectos indeseables que provengan del uso de un hormigón con la trabajabilidad inadecuada.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada