Revoque Exterior


Es el tendido superficial  de mortero de cemento sobre el paramento exterior de un muro para conseguir un acabado duradero, adecuado para aplicarle directamente una diversidad de terminados posteriores.

El revoque exterior consta de la conformación de un revestimiento exterior con mezcla de mortero colocado en capas sobre las mamposterías. El mortero es preparado mezclando cemento, arena y agua para ser aplicado directamente sobre la superficie de la mampostería.

  • Para la preparación del mortero se utilizará cemento Pórtland.
  • La mezcla de mortero que se utilizará en el revoque exterior, tendrá una dosificación  1 : 5 (cemento : arena).
  • El agua para la preparación del mortero debe ser limpia.
  • El espesor del revoque no será mayor a 3 cm.
  • Las superficies obtenidas serán regulares, uniformes, sin grietas o fisuras.
Preparación de la superficie:

Se debe limpiar la superficie con un cepillo duro para retirar el material suelto que se encuentre en la superficie de la mampostería.

Humedecer completamente la superficie hasta saturarla con el objeto de evitar que la porosidad de ésta absorba el agua del mortero, de lo contrario puede desprenderse una vez seco.

Revocado:

Lo primero que se debe hacer es colocar botones de cemento en las esquinas de la parte superior del muro con el espesor de revoque adoptado. A partir de estos con la ayuda de una plomada se colocarán otros en las esquinas de la parte inferior del muro.
Figura  66.  Botones de nivelación

Se colocarán hilos guía de referencia para unir los botones de la parte superior e inferior y siguiendo el nivel de los hilos guía se colocarán botones intermedios a distancias que no superen los 2 m. De la misma manera se colocarán  hilos en la otra dirección y  en correspondencia  vertical con los botones de arriba se colocarán otros abajo.

Cada pareja de botones en sentido vertical sirve de guía para formar la maestra de yeso, rellenando el espacio entre la pared y la regla metálica apoyada sobre los botones. (ver Figura 67)
 
Figura 67.  Maestras de mortero de cemento

El espacio comprendido entre las maestras se rellenará manteniendo la regla apoyada sobre estas y se irá raspando el excedente.
 
Figura 68. Revoque de cemento
Una vez que todo el muro esté revocado,  se deberá afinar la superficie con un frotacho de madera realizando movimientos circulares, para conseguir una superficie absolutamente plana y lisa como base para la terminación final, disimulando totalmente cualquier imperfección en el paramento

Nota.-

Se debe tener especial cuidado antes de empezar los trabajos, en la posición y ubicación de  ductos eléctricos. Estos deberán estar bien asegurados para evitar que se muevan o sufran algún desplazamiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada