Clasificación de los Pozos según el Método de Construcción.

Los pozos se clasifican en cinco tipos de acuerdo con el método de construcción.

Pozo excavado, Aquel que se construye por medio de picotas, palas, etc., o equipo para excavación como cucharones de arena. Son de poca profundidad y se usan donde el nivel freático se encuentra muy cercano a la superficie. Su principal ventaja es que pueden construirse con herramientas manuales, además su gran diámetro proporciona una considerable reserva de agua dentro del pozo mismo.

Pozo taladrado
, Aquel en que la excavación se hace por medio de taladros rotatorios, ya sean manuales o impulsados por fuerza motriz. Su principal ventaja es que pueden construirse con herramientas manuales, además su gran diámetro proporciona una considerable reserva de agua dentro del pozo mismo.

Pozo  a  chorro,  Aquel  en  que  la  excavación  se  hace  mediante  un  chorro  de  agua  a  alta velocidad. El chorro afloja el material sobre el cual actúa y lo hace rebalsar fuera del hueco.

Pozo clavado, Aquel que se construye clavando una rejilla con punta, llamada puntera. A medida que esta se calva en el terreno, se agregan tubos o secciones de tubos enroscados. Son de pequeño diámetro.

Pozo perforado, La excavación se hace mediante sistemas de percusión o rotación. El material cortado  se  extrae  del  hueco  con  un achicador,  mediante  presión  hidráulica,  o  con  alguna herramienta hueca de perforar, etc.

Cada tipo de pozo tiene sus ventajas particulares, que pueden ser, la facilidad de construcción, tipo de equipo requerido, capacidad de almacenamiento, facilidad de penetración o facilidad de protección contra la contaminación.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada