Métodos de Perforación de Pozos.

Una perforación es un hueco que se hace en la tierra, atravesando diferentes estratos, entre los que  puede  haber  unos  acuíferos  y  otros  no  acuíferos;  unos  consolidados  y  otros  no consolidados. Cada formación requiere un sistema de perforación determinado, por lo que a veces un mismo pozo que pasa por estratos diferentes obliga a usar técnicas diferentes en cada uno de los estratos.

Una misma perforación puede atravesar varios acuíferos, por lo que es conveniente valorar cada uno de ellos para definir cuales deben ser aprovechados a la hora de terminar el pozo.

La determinación de si una formación es acuífera o no, así como de su permeabilidad, se hace con base en las muestras que el perforador obtiene durante el transcurso de la perforación; de aquí la gran importancia que tiene realizar un buen muestreo.

Existen métodos mecanizados y manuales para perforar pozos, pero todos se basan en dos modalidades:  percusión  y  rotación.  Así  mismo,  se  emplea  una  combinación  de  ambas modalidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada