Suelos del Tipo II-A.

La línea OD de la Figura 6.22 es la envolvente de falla para los suelos del Tipo II-A. Estos suelos (arcillas) a diferencia de otros toleran grandes deformaciones hasta llegar a un esfuerzo de corte residual, que esta por debajo del esfuerzo de corte pico y crítico. En estos suelos la falla se produce cuando el esfuerzo de corte llega al valor residual, por lo que la envolvente es formada con los valores residuales del esfuerzo de corte. La envolvente de falla posee un ángulo de fricción residual f'r.
El esfuerzo de corte para el estado residual será:

tr = (s')f·tan f'r

En la Tabla 6.1 se muestran rangos de valores típicos de los ángulos de fricción: f'cr, f'p y f'r, para diversos suelos comúnmente encontrados.

Tabla 6.1. Rango de valores para ángulos de fricción (Budhu, 2000).
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada