Desencofrado de Arcos.


En función de la magnitud de la obra se debe prever los aparatos de desencofrado para que esta operación sea lenta y uniforme. El desencofrado se lo debe realizar bajo la vigilancia de un ingeniero o un técnico entendido en la materia.

El descimbrado lento es para evitar que la bóveda se ponga en tensión bruscamente porque luego del desencofrado la bóveda entra a trabajar en algunos casos con sus fatigas máximas admisibles.
El descimbrado debe ser uniforme porque si se quitan los apoyos en forma irregular puede suceder que algunos puntos tomen la carga de la cual han sido liberados otros, resultando que si esta carga es excesiva provocará la ruptura del andamiaje y en consecuencia el descimbrado prematuro que puede también provocar el colapso de la estructura.

Para la operación del desencofrado lento y uniforme existen diferentes aparatos diseñados según la importancia de la obra, así cuando se trata de obras pequeñas será suficiente el sistema de cuñas, una de ellas fija y la otra móvil, ver figura 5.37 a , formando un pequeño ángulo con relación a la horizontal. Esto siempre que la carga sea reducida porque de lo contrario puede ocurrir que una de las cuñas se incruste en la otra, con la consecuencia de una dificultosa operación de desencofrado y con el riesgo de no cumplir con su objetivo.

Es mejor colocar tres cuñas forradas con calamina de modo que mediante un tomillo se puede accionar la cuña central, ver figura 5.37 b.

 Figura 5.37  Diversos aparatos para el descimbrado

En obras de mayor importancia se utilizarán los llamados cajones de arena, ver figura 5.37 c , que están constituidos por un cilindro metálico con su parte inferior cerrada con una tabla, apoyándose directamente sobre el terreno o la base que haya sido prevista para darle un apoyo adecuado. En su parte superior el cilindro recibe un pistón de madera dura que transmite la carga de los puntales a un relleno de arena fina, grano uniforme y exento de arcillas. El cilindro lleva en su parte inferior un tapón de madera que para la operación de descimbrado se lo saca y la arena va fluyendo lentamente por él y para que el desencofrado sea uniforme se deben extraer simultáneamente los tapones de todos los aparatos instalados.

Estos aparatos son económicos y tienen además la ventaja de su fácil manejo porque inclusive si se desea parar la operación es suficiente volver a colocar el tapón, esto puede ser necesario cuando por alguna razón como ser formación de grumos, se obstruye el hueco de salida.

Finalmente, todos estos sistemas pueden ser ventajosamente reemplazados con gatos hidráulicos que permiten un perfecto calibrado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada