Encofrados y Puntales de Bóvedas.


Se debe poner particular atención en el hecho de que los encofrados y especialmente los puntales para este tipo de obras deben ser robustos e indeformables porque en general las bóvedas y arcos losa tienen una forma que se adapta a la línea de presiones, lo que significa que si se produce una deformación en los encofrados, la bóveda o el arco cambiaría de forma traduciéndose esto en tensiones tanto de tracción como de compresión que no han sido previstas en el cálculo.

El apuntalamiento o cimbrado puede ser clasificado de la siguiente manera; Sistemas cerrado, abierto y mixto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada