Ensayo de Compresión Inconfinada para el suelo Arcilloso.

El ensayo de compresión inconfinada es un método rápido y de amplio uso para determinar el parámetro de resistencia no drenado cu del suelo saturado arcilloso.

 Figura 6.59. Ensayo de compresión inconfinada (Das, 1997).

En este ensayo no drenado se aplica un esfuerzo axial mediante una prensa a una probeta cubierta de una vaina de látex que impide el drenaje. La probeta no está sometida a una presión isotrópica de confinamiento alrededor de ella, en la Figura 6.58 se muestra el sistema para realizar este ensayo.


La preparación de la probeta (saturación), el montaje del vástago y el anillo de carga es similar al caso de los ensayos triaxiales. Para determinar el parámetro no drenado cu, se recolectan periódicamente valores de los deformímetros que controlan el anillo de carga y la deformación vertical (ΔL) de la probeta. Con el área corregida A (ecuación [6.37]) de la probeta puede determinarse el esfuerzo desviador (ecuación [6.37]) que actúa en la probeta, entonces se grafica la variación de la deformación vertical respecto al esfuerzo desviador, como se muestra en la Figura 6.52.


Figura 6.60. Deformación vertical respecto al esfuerzo axial en la compresión inconfinada.


La curva mostrada en la Figura 6.59 presentará un valor pico o crítico dependiendo al Tipo de suelo, donde en cualquiera de estos puede considerarse el instante de la falla. A este valor en el momento de la falla se lo denomina esfuerzo de compresión inconfinada qu, que será el esfuerzo principal mayor de falla σ1, mientras que el esfuerzo principal menor de falla será cero ya que la probeta no esta sometida a un esfuerzo de confinamiento. En la Figura 6.60 se dibuja esta combinación de esfuerzos.

 
Figura 6.61. Combinación de esfuerzos en la falla en el ensayo de compresión inconfinada.
Según a la Figura 6.60, el parámetro de resistencia no drenado se obtiene de la ecuación:






Se realizan varios ensayos (como mínimo 3) para adoptar un valor promedio de qu. La Tabla 6.5 muestra que basándose en el valor de qu puede estimarse la consistencia del suelo.

Tabla 6.5. Consistencia de la arcilla (Das, 1997).



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada