Alcantarillas construidas IN SITU


Para las grandes alcantarillas de aguas lluvias, la tubería metálica corrugada o los arcos de tubería pueden ser usados en muchas aplicaciones. Quedan, no obstante, ciertas circunstancias en las que los caudales, las condiciones del suelo o del subsuelo, las consideraciones hidráulicas u otros factores pueden imponer la construcción de alcantarillas fabricadas in situ.

La forma de la alcantarilla depende de las consideraciones hidráulicas, de las condiciones de construcción  y del  espacio disponible. En general, la  superficie inferior es  curvada para concentrar los flujos bajos y mantener las velocidades de autolimpieza. El fondo debe ser colocado tan pronto como la excavación y la preparación de la fundación estén completas. El remanente de la estructura puede ser instalado en dos o más niveles con retenes de agua en las uniones de la construcción. Cuando una sección de alcantarilla constante se mantiene por alguna distancia, se puede utilizar elementos colapsables de acero para formar el arco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada