Mejora de la Resistencia a la Fatiga del Hormigón.


El diseño de miembros para que resistan cargas repetidas no puede efectuarse con la certeza con la que se diseñan los miembros sometidos a cargas estáticas.

Concentraciones de esfuerzos pueden presentarse por una amplia variedad de razones y no  es práctico  calcular sus intensidades. Sin embargo, a veces es posible mejorar la resistencia  a la fatiga de un material  o reducir la magnitud de una concentración de esfuerzos por debajo de un valor mínimo que cause una falla por fatiga.  A continuación se dan recomendaciones para conseguir dicho efecto:

1.  Evitar detalles de diseño que ocasionen concentraciones  severas de esfuerzos  o distribuciones pobres de los mismos.
2.  Proporcionar cambios graduales en las secciones.
3.  Eliminar esquinas y ranuras agudas.
4.  No usar detalles que generen restricciones muy localizadas.
5.  Localizar los elevadores de esfuerzos inevitables en puntos cuyas condiciones de fatiga sean menos severas.
6.  Diseñar las estructuras con trayectorias múltiples de carga o miembros redundantes, de manera que una grieta por fatiga en cualquiera de los miembros primarios no cause el colapso de la estructura entera.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada