PUENTES DE ARCO: Construcción de arcos atirantados.



En la localización de un puente en donde se requieran cimentaciones más o menos profundas para soportar reacciones grandes, un arco verdadero, que transmita las reacciones directamente a los contrafuertes, no es económico, excepto para luces cortas. No obstante, existen dos alternativas que pueden hacer posible el uso de una construcción en arco.


Si puede usarse una serie de luces relativamente cortas, la construcción en arco puede ser una buena solución. En ese caso, el puente comprendería una serie de luces iguales o casi iguales, para las cuales los empujes de la carga muerta en los apoyos intermedios estarían balanceados o casi balanceados. Con las luces cortas, los empujes no balanceados causados por la carga viva no serían grandes. De acuerdo con esto, aun con cimentaciones muy profundas, la construcción de pilas intermedias puede ser casi tan económica como para algún otro esquema con luces simples o continuas. Existen numerosos ejemplos en donde se ha utilizado este arreglo con arcos de piedra, hormigón y acero.

La otra alternativa para atender los requerimientos de las cimentaciones profundas es la construcción en arco atirantado. El tirante alivia la cimentación del empuje. Esto pone al arco en directa competencia con otros tipos de estructuras para las cuales sólo resultan reacciones verticales de la aplicación de las cargas muertas y vivas.

Ha habido alguna inquietud acerca de la seguridad de los puentes en arco atirantado porque los tirantes pueden clasificarse como miembros de fractura crítica. Un miembro de éstos causaría el colapso del puente si se fractura. Ya que el empuje horizontal en un arco atirantado es resistido por el tirante, gran parte de los arcos atirantados se desplomarían si falla el tirante. Aunque alguna inquietud sobre la fractura de los tirantes de vigas soldadas está bien fundada, existen métodos para introducir redundancia en la construcción de los tirantes. Estos métodos incluyen el uso de tirantes fabricados con múltiples componentes empernados entre sí, y tendones múltiples de postensionamiento. Los arcos atirantados con frecuencia son estructuras económicas y estéticamente agradables. Este tipo de estructuras no debe descartarse por esas inquietudes, porque pueden fácilmente diseñarse para atenderlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada