Clasificación de las estaciones de bombeo.



Las estaciones de bombeo han sido clasificadas de varias maneras, aunque ninguna de ellas es satisfactoria. 

Algunos de los sistemas normales de clasificación son los siguientes:

1.- Por capacidad (metros cúbicos por segundo, metros cúbicos por día o litros por segundo).
2.- Según la fuente de energía (electricidad, motores diesel, etc.).
3.- Por el método de construcción empleado (in situ, prefabricadas, etc.).
4.- Por su función u objeto específico.

En la tabla 8.1 se presenta una clasificación de las estaciones de bombeo según su capacidad y el método constructivo normalmente utilizado. Como puede verse, hay un solape considerable en lo que se refiere al intervalo de capacidades entre las estaciones prefabricadas y las de construcción convencional.

Tabla 8.1 Clasificación de la estaciones de bombeo según su capacidad y método constructivo

Las estaciones de bombeo prefabricadas son suministradas en módulos que incluyen todos los equipos y
componentes ya montados. Normalmente, se encuentran disponibles con tres tipos de equipos de bombeo: eyectores neumáticos, bombas sumergidas y bombas de cámara seca. Los eyectores neumáticos se suelen emplear para caudales pequeños, ya que las bombas centrífugas cuya sección de paso sea de 75 mm, no pueden funcionar a caudales menores de 0.006 m3/s. Para caudales pequeños también se pueden emplear bombas sumergidas que pueden ser extraídas para su mantenimiento sin afectar al sistema de impulsión. Ambos tipos de bombas pueden utilizarse en instalaciones prefabricadas o convencionales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada