Diseño preliminar de los puentes atirantados.



En general, la altura de la torre en un puente atirantado es aproximadamente de 1/6 a 1/8 de la luz principal. La altura de la viga atirantada varía en un intervalo de 1/60 a 1/80 de la luz principal y por lo general está entre 2,4 y 4,3 metros con promedio de 3,3 metros. Las deflexiones por carga viva casi siempre varían entre 1/400 y 1/500 de la luz.

Para conseguir simetría de los cables en las torres, la relación entre la luz lateral y la principal debe ser aproximadamente 3:7 cuando se usan tres cables a cada lado de la torre, y aproximada­mente 2:5 cuando se usan dos cables. Un balance apropiado entre la longitud de las luces laterales y la principal debe establecerse si se quiere evitar el levantamiento en los estribos. De lo contrario, deben suministrarse en los estribos tirantes de anclaje movibles (de tipo pendular).

Se requieren vigas cajón anchas como vigas atirantadas en los sistemas de un solo plano, para resistir la torsión de las cargas excéntricas. Las vigas cajón, aun las angostas, son también aconsejables para sistemas de doble plano para permitir que las conexiones de los cables sean hechas sin excentri­cidad. Sin embargo, pueden usarse vigas de una sola alma si se arriostran en forma apropiada.

Ya que los cálculos por la teoría elástica son relativamente simples de programar en un compu­tador, puede hacerse un cálculo formal del diseño preliminar después de que la estructura general y sus componentes han sido dimensionadas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada