POZO DE SUCCIÓN: Instalaciones de cribado (rejas)



Todas las bombas, independientemente de su tamaño, pueden obstruirse con trapos y otros materiales normalmente presentes en el agua residual, cuanto mayor sea la bomba. Mayor es el tamaño de los sólidos que pueden bombear, pero toda bomba puede atascarse por trapos. Para proteger las bombas frente a este problema, la mayoria de las estaciones de bombeo, excepto en las más pequeñas, se suele instalar algún tipo de dispositivo en la cámara de succión que separe o desmenuce los trapos y otros materiales. Los dispositivos que son más utilizados son las rejas y dilaceradores.

a)   Rejas.

Los sólidos en suspensión en el agua residual afluente que pueden perjudicar el funcionamiento de las bombas, deberán ser removidos antes que las aguas servidas lleguen a una cámara de succión, a través de rejas de cribado.

La reja es dispositivo formado por un conjunto de barras paralelas cuya misión es separar los objetos contenidos en el agua residual. La separación de las barras varia entre 25 y 150 mm dependiendo del grado de protección necesario. Normalmente, las rejas de las estaciones de bombeo son de limpieza automática, aunque en caso de emergencia se utilizan rejas de limpieza manual, situadas en canales de bypass, cuando las de limpieza automática están fuera de servicio.

Las rejas deben ser fijadas en soportes (guias) para facilitar su retiro y nunca ser ancladas en la estructura

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada