Tuberías de Hierro Galvanizado (H. G.).



Es también llamado Acero Galvanizado, pues su fabricación se hace mediante el proceso de templado de acero, sistema este que permite obtener una tubería de hierro de gran resistencia a los impactos y de gran ductibilidad.

En razón de que su contenido de carbón es menor que el del H.F. su resistencia a la oxidación  y  a  la corrosión  es  menor.  Mediante  el  proceso  de  galvanizado  se  da  un recubrimiento de zinc tanto interior como exteriormente, para darle protección contra la corrosión.

En base a sus características, esta tubería es recomendable para instalarse superficialmente, ya que presenta una resistencia a los impactos mucho mayor que cualquier otra, pero no resulta conveniente su instalación enterrada en zanja debido a la acción agresiva de suelos ácidos y el establecimiento de corrientes iónicas por la presencia de dos metales, Fe y Zn.

Puede   considerarse   una   superficie   interior   un   poco   más   lisa   que   H.F.,   aunque generalmente, para  efectos  de  diseño,  se  usan  valores  de  C  similares  (100-110).  Su utilización está indicada principalmente en líneas de aducción, con terrenos accidentados o rocosos donde los costos de excavación pueden hacer prevalecer la utilización de tubería colocada sobre la superficie (soportes).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada