La estructura porosa del hormigón.


El hormigón contiene  una amplia variedad de poros entre sus componentes y dentro de estos
mismos. Los poros en los agregados sufren sólo pequeños cambios con el tiempo, pero los poros en
la pasta de cemento están sujetos a grandes cambios, en especial durante los primeros días de la
pasta. 

En una pasta de cemento pura recién mezclada, se cuenta con espacios llenos  de agua para la
formación de los productos de la hidratación. Este espacio, originalmente en función de la relación
A/C de la pasta, es reducido en forma continua por el volumen del gel hidratado. El sistema capilar es
esa parte del espacio original lleno de agua que no se llena con gel hidratado. De este modo, resulta
evidente que la hidratación reduce el tamaño y volumen de los poros capilares e incrementa el
volumen del gel, y que el proceso es continuo a medida que progresa la hidratación. Se ha afirmado
que, si el espacio capilar es pobre (relación A/C menor que 0.40 en peso), al final el gel llenará todo el
espacio original del agua y dejará una pasta sin poros capilares. Conforme se aumenta la relación
A/C y a medida que se disminuye el grado de hidratación, se incrementa el volumen de los poros
capilares. 

Asociados con los agregados se tienen los vacíos que están en contacto con las superficies inferiores
de los agregados gruesos, los cuales resultan del flujo hacia arriba del agua a través del hormigón
plástico. La  tendencia de la pasta de cemento a asentarse durante el estado plástico conduce a la
producción de vacíos entre las partículas de arena. Además el hormigón suele contener aire ocluido y
huecos de aire incluido adicionado. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada