Puentes: Aparatos de apoyo en acero moldeado.



Están conformados por balancines relativamente macizos de sección rectangular en planta y con una sección transversal como la que se muestra en la figura 8.3, quedando la superficie de contacto constituida por la generatriz de un cilindro de radio R.

Figura 8.3.  Balancines.


El reglaje de estos balancines está garantizado por un dentellón longitudinal introducido en una guía.
Al igual que en los casos anteriores las dimensiones en planta están limitadas por el hormigón del coronamiento que recibe una presión de contacto de:


Donde:
A  =  Área en planta de la placa en metros.
Nu =  Reacción en estado límite último sobre cada apoyo dada en KN.


Luego se aplican las fórmulas establecidas por Hertz y así en conformidad con la figura 8.4, la presión máxima teórica se determina con la siguiente expresión:



Donde:
L = Longitud real de la generatriz en metros.
            H = Empuje paralelo a las generatrices de la superficie cilíndrica en KN.
e1 = Distancia entre el punto de aplicación de H y la generatriz de contacto
       en metros.
r1 y r2  = Radios de curvatura de las dos superficies cilíndricas en metros.

r1  >  r2
En muchos casos  r2, = ¥  (Superficie plana).


Figura 8.4.  Acotado para la fórmula de Hertz.

 
El ancho b de la superficie de contacto está dado por:





Debiendo satisfacer las dos condiciones siguientes en cada una de las superficies de contacto:


                                  
                                  
Donde:
r    =    Radio (r1 o r2) en metros de la superficie de contacto en cada caso.
e    =    Espesor (e1 o e2) de la pieza en el punto de contacto en metros.
L    =    Longitud real de la generatriz de contacto igual a la longitud del
rodillo disminuida en 2"b, salvo si sus bordes están biselados en una longitud de por lo menos b y con un ángulo menor a 45° respecto del eje.

En vanos menores a 15 m. se puede aceptar el deslizamiento entre placas con superficies lisas y sin previsión para la flexión. Los vanos mayores deben estar provistos de rodillos o placas especiales para el deslizamiento. El apoyo deberá estar dotado de articulaciones, chapas abombadas o rótulas que permitan la adecuada flexión de las vigas.

En estructuras de poca importancia puede un apoyo móvil estar constituido por dos placas deslizantes.
Estas independientemente de su comprobación a flexión, se dimensionarán de manera que se cumpla:
                                                        
Donde:
N   =   Carga máxima en estado de servicio en MN.
A   =    Superficie teórica de contacto entre placas en m2.
Ba   =    Resistencia de cálculo del acero de las placas en MPa.

Cuando las superficies de contacto están debidamente lubricadas se puede tomar como coeficiente de rozamiento por deslizamiento el valor:

u = 0.20

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada