Apuntalamiento - Cimentaciones.

Cuando se realizan excavaciones abajo del nivel de la cimentación de estructuras adyacentes, usualmente es necesario soportarlas temporalmente. La instalación de apoyos temporales se llama apuntalamiento.

En uno de los métodos de apuntalamiento, se labran en las paredes de los edificios vecinos, ranuras en las que se insertan postes inclinados para soportar el peso de la parte del muro que queda arriba de los apoyos, (fig. 15.la). Las bases de todos los postes deben apoyarse sobre plataformas, semejantes a las usadas en los codales (fig. 8.1). Este método es adecuado solamente para estructuras sin importancia.



Se obtiene un mejor apoyo, cortando los muros o columnas en sus bases e insertando gatos entre las cimentaciones y los muros o columnas que soportan. Al progresar la excavación y producirse asentamientos en el suelo circundante, pueden ajustarse los gatos para mantener los muros o columnas a su nivel original.

Métodos de apuntalamiento a) Con ranura en la pared b) Viga atravesada.
Figura 15.1 Métodos de apuntalamiento a) Con ranura en la pared b) Viga atravesada.


Métodos comunes para apuntalar los frentes de las excavaciones poco profundas.
Figura 8.1 Métodos comunes para apuntalar los frentes de las excavaciones poco profundas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada