Modulación en Edificios

Como ya se ha apuntado, la elección de un módulo básico, cuya repetición pueda adaptarse a los diferentes usos, es una decisión importante que puede permitir la construcción estandarizada de los elementos de la estructura. Esta modulación, generalmente posible de establecer, resulta más sencilla cuando el edificio presenta planta rectangular.

Es interesante fijar una dimensión básica que con sus múltiplos y submúltiplos pueda servir para el dimensionado de los distintos elementos. Una dimensión muy utilizada para elementos de falsos techos modulares, suelos técnicos desmontables, luminarias, etc. es la de 60 cm o sus múltiplos (Fig. 2.1.)


Edificio de oficinas
Composision en planta en base a un mósulo "a"
(Fig. 2.1.)
Así, se puede partir, por ejemplo, de módulos en planta de 1,20 m ó 1,80 m, para los elementos de techo y suelo antes señalados, y adoptar como luz principal la de 6,00 m ó 7,20 m, que permite perfectamente la subdivisión en elementos iguales para la prefabricación.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada