UNION ENTRE PILARES DE UN EDIFICIO MODULAR

Las limitaciones de longitud exigidas por el dimensionamiento, el transporte y el montaje hacen necesaria la realización de empalmes en obra en los pilares de un edificio. Dichos empalmes pueden ser realizados para garantizar la continuidad en el pilar o para conseguir una articulación.

En el caso más habitual de pilares, con un esfuerzo axial centrado de compresión, se recomiendan dos configuraciones de empalmes: con placa de testa (Fig. 5.1) y con cubrejuntas (Figs. 5.2 y 5.3).  En el primer caso, la placa de testa se une al pilar mediante soldadura en taller y, posteriormente en obra, se colocan los tornillos de fijación. La transmisión del esfuerzo se realiza directamente entre las placas de testa de los sucesivos tramos Si los perfiles son DE distinto tamaño a cada lado del empalme, se colocan unos rigidizadores en prolongación de las alas del perfil de sección inferior, como elemento de transición. La necesidad de estos rigidizadores depende de la diferencia de canto entre tramos y del espesor de las placas de testa. Los tornillos deberán dimensionarse, al menos, para aguantar a cortadura la décima parte de la carga (salvo que estén so)icitados a cortadura, en cuyo caso se dimensionarán para esta solicitación).

UNION ENTRE PILARES DE UN EDIFICIO MODULAR

En el segundo caso de empalme por medio de cubrejuntas, estas deben dimensionarse de manera que sean capaces de transmitir la totalidad de la carga correspondiente. Los cordones de soldadura de taller y los tornillos de obra deben dimensionarse para resistir el esfuerzo total en caso de tracción. Para el caso habitual de compresión, la norma admite su transmisión por contacto directo si se mecanizan las superficies en contacto y se garantiza que estas son perfectamente planas. Se aconseja, no obstante, en el caso de transmisión total por contacto, que los tornillos y las soldaduras de taller se dimensionen para que puedan resistir al menos la tercera parte del esfuerzo de total compresión.

Cuando sea necesario, para compensar la diferencia de dimensiones de los perfiles a unir, la colocación de forros, el número de tornillos que es necesario colocar, debe ser, el calculado por las consideraciones anteriores, multiplicado por el factor 1 + 0,30 m, siendo m el número de forros dispuestos.

Ambas soluciones se pueden realizar por soldadura. En el caso de empalme de perfiles iguales, su unión podrá realizarse directamente por soldadura a tope, sin cubrejuntas ni placas de testa, tomando las medidas necesarias para garantizar la calidad de las soldaduras de obra.

Por razones constructivas, los empalmes de pilares se sitúan por encima del plano superior del forjado. Si la estructura no queda descubierta, otro punto adecuado (por razones de esfuerzos principalmente), para efectuar los empalmes, es el situado en la mitad del pilar entre dos forjados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada