UNION DE PILAR CON VIGA - EDIFICIOS MODULARES

1. Unión de pilar continuo con viga continua, sin transmisión de momentos.

La solución típica para este caso consiste en el diseño de un pilar compuesto de dos perfiles empresillados, y una viga que cruza interiormente la sección, apoyandose en un perfil de refuerzo. De no ser por su elevado costo y el gran espacio que ocupan las secciones compuestas, la disposición sería perfecta, al no introducir momentos en el pilar por excentricidades de las reacciones de las vigas (fig. 5.10.).



Una solución simple que puede emplearse en fachadas es la del recorte de la mitad de las alas de la viga en su unión con el pilar, y su fijación mediante tornillos (fig. 5.11.). Teóricamente tiene dos inconvenientes: el de la excentricidad del apoyo y, sobre todo, la disminución de la sección de la viga, en un punto en el que el momento f lector puede ser máximo. lo que implicaría su sobreciimensionamiento o su refuerzo con platabandas.



2. Unión de pilar continuo con viga apoyada.

La unión de una viga con un pilar continuo es  básicamente igual al Embrochalado de dos vigas,  con la diferencia de que no hace falta realizar el despalmillado de las alas. Se materializa mediante la unión del alma de la viga con uno o dos angulares a un ala, o al alma, del pilar (Fig. 5.12).  En el caso de realizar la unión soldada, lo mejor es hacerla por medio de angulares, debido a  las razones de exactitud dimensional expuestas en el post anterior. Nunca deben soldarse las alas de la viga al pilar, y la longitud del cordón debe ser la estrictamente necesaria para que la unión pueda considerarse como articulada (Fig. 5.13).





El posicionado previo de la viga puede realizarse dejando un angu’ar o un cuadradillo de apoyo soldado al  pilar. Las uniones de la viga con las alas del pilar, introducen un momento debido a la excentricidad de la unión. Este momento debe ser considerado en el cálculo del pilar.

Una unión interesante, generalmente aprovechada en el caso de pilares formados por dos perfiles en cajón, es la que se realiza por medio de un chapón soldado al pilar y atornillado al alma de la viga. Esta disposición origina siempre un momento por la excentricidad de las cargas (Fig. 5.14).



3. Unión rígida de viga con pilar.

Las uniones rígidas entre vigas y pilares, aunque generatmente ms costosas en su realización, son a menudo necesarias en el diseño de una estructura. Estas uniones pueden ser atornilladas o soldadas.  Las uniones atornilladas mas usuales son las de chapa de testa soldada al extremo de la viga (fig. 5.15.).  Las uniones soldadas se realizan por soldadura directa del perímetro de la viga al ala del pilar (fig. 5.16.).



Debe hacerse una serie de comprobaciones que pueden obligar a la introducción de rigidizadores, por fallos locales del material en el alma de la viga, o en las alas o el alma del pilar.

1 comentarios:

luis ortega dijo...

GRACIAS POR ESE APORTE TAN VALIOSO. MUY AGRADECIDO!!!!!!

Publicar un comentario en la entrada