Puente Transbordador.

Los puentes transbordadores han estado y estarán siempre unidos al nombre del ingeniero francés Ferdinand Arnodin, porque fue el primero que patentó la idea, e intervino en la mayoría de los que se han construido. Sin embargo, realmente, quien inició este sistema fue el arquitecto español A. del Palacio en el transbordado sobre la ría del Nervión en Portugalete, cerca de Bilbao.
El puente transbordador es una forma diferente al móvil de resolver el conflicto que plantean dos corrientes de tráfico incompatibles: un tráfico de vehículos entre dos orillas situadas a poca altura sobre el agua, y un tráfico de barcos en el río o ría a salvar, que requiere un gálibo de navegación de gran altura.

La solución que se ha utilizado normalmente para resolver este problema es el puente móvil de cualquiera de los tipos ya estudiados, pero si la luz es muy grande esta solución puede resultar difícil o imposible de hacer, y por ello surgieron los transbordadores. El transbordador consiste en una viga fija, situada a la altura requerida por el gálibo, de la que se cuelga una plataforma móvil, generalmente mediante cables, que transporta los vehículos de una orilla a la opuesta; con esta solución se puede llegar a luces análogas a los puentes colgantes porque no se plantean problemas en la estructura fija, diferentes a los de los puentes normales

Alberto de Palacio estudió la comunicación sobre la ría de Bilbao, e inicialmente propuso la solución que se había utilizado en el transbordador de Saint-Malo en Francia que unía Saint-Malo con Saint-Servan, separados por un brazo de mar de 90 m de ancho. Este transbordador consistía en una estructura metálica que rodaba sobre unas vías situadas en el fondo del agua.

 
Fotografía 2.4 Puente Vizcaya (España)


Figura 2.15

El transbordador de Portugalete es una estructura colgada, con una luz de 164 m, y con un gálibo de navegación de 45 m. Se terminó en 1893. Su esquema resistente consiste: la zona central está colgada de los cables principales mediante péndolas, y las zonas laterales están atirantadas desde las cabezas a las torres.

Desgraciadamente el transbordador de Portugalete se reconstruyó después de la Guerra Civil Española y se transformó su estructura, dejando la nueva viga soporte colgada exclusivamente de los cables principales con péndolas verticales.

Los puentes transbordadores pasaron rápidamente de moda; desde 1916 no se ha vuelto a construir ninguno. Únicamente se construyó en 1933 el Sky Ride en Chicago para la exposición universal llamada "El siglo del Progreso", con 564 m de luz y iuna altura de 191 m, proyectado por D. B. Steinman y Robinson; es el mayor transbordador de todos los que se han construido en el mundo; se planteó como una solución con futuro, pero no dio lugar a ningún otro puente transbordador. La estructura era atirantada, con una viga de canto variable, máximo en el centro. Como la mayoría de los transbordadores, no ha llegado a nuestros días; estuvo poco tiempo en servicio porque se desmontó poco después de la exposición

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada