Cimbras Mixtas.


Son aquellas comprendidas entre los dos sistemas anteriores y que tienen diversidad de soluciones como ser las que se muestran en las figuras 5.35  y 5.36.

En las cimbras mixtas el asentamiento que se puede esperar está dado por:


Preferentemente los puntales deberán ser metálicos, sin embargo por razones de economía pueden ser de madera, en ambos casos deben ser controlados en cuanto a sus deformaciones se refiere. El uso de puntales metálicos se justifica cuando se va a construir varias bóvedas.

 Figura 5.35.  Cimbra mixta

En su forma definitiva los encofrados deben llevar un peralte o contraflecha para compensar el asentamiento y la flecha que se producirá cuando gravite sobre ellos el material constitutivo de la bóveda.

 Figura 5.36.  Cimbra mixta.

Para prever esta contraflecha es aconsejable recurrir al empirismo, midiendo los asentamientos de los andamies cuando se los somete a carga experimental conocida y extrapolando valores para la carga real que soportarán los mismos. Para las cimbras cerradas y para las mixtas, se pueden aplicar las anteriores expresiones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada