Resistencia a la Tracción del Hormigón.

Normalmente no se requiere que el hormigón resista fuerzas directas de tracción, sin embargo, esta

resistencia es importante con respecto al agrietamiento, debido a la limitación de las contracciones. La formación y propagación de las grietas, en el lado de tracción  de elementos de hormigón armado sometidos a  flexión,  dependen principalmente de  la  resistencia a  la  tracción. También ocurren esfuerzos de tracción en el hormigón como resultado de cortante, torsión y otras acciones, y en la mayoría de los casos el comportamiento del elemento cambia después de ocurrido el agrietamiento.

Existen  3  formas  de  obtener  la  resistencia  a  la  tracción1:  por  flexión  (modulo  de  rotura),  por hendimiento (tracción indirecta) y por tracción axial (tracción directa); esta última no se realiza con frecuencia por las dificultades que se presentan en la aplicación de fuerzas de tracción directa.

Los resultados de todos lo tipos de ensayos para determinar la resistencia a la tracción muestran una dispersión considerablemente mayor que la de los ensayos a compresión.

Las ecuaciones para determinar las resistencias a la compresión, flexo tracción y tracción indirecta, se presentan en el capitulo 12, apartado 12.3.1.2

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada