Fustes o Cuerpos de las Pilas.

Las dimensiones de la parte superior del cuerpo de una pila para un puente están determinadas por consideraciones practicas, como la magnitud de las reacciones en los apoyos, la distancia necesaria para la dilatación de la superestructura y la distancia entre armaduras o trabes. Frecuentemente, las pilas llevan en la parte superior, una corona que sobresale 15 cm de las aristas del cuerpo. Si la pila atraviesa una masa de agua, su forma debe hacerse aerodinámica abajo del nivel de las aguas máximas para evitar la formación de remolinos y la socavacion.

En las grandes latitudes, el tajamar de aguas arriba puede estar provisto de una arista inclinada para levantar y romper los bloques de hielo. Por cuestión de apariencia, algunas veces se da al cuerpo de las pilas un ligero escarpio.

Las pilas llenas, (fig. 14. 1a), se usan comúnmente en los puentes para ferrocarriles. Las dobles (figs. 14.lb y 14.lc) se adoptan para los puentes de las carreteras, aunque las del tipo b se usan también para ferrocarriles. Las pilas en T, (fig. 14.ld) son uno de los varios tipos que se usan para evitar los claros esviajados al pasar sobre vías de ferrocarril o carreteras.

Pilas de subestructura típica para puentes de ferrocarril y de carretera a) Pila llena b) y c) De dos cuerpos d) En forma de T.
Figura 14.1 Pilas de subestructura típica para puentes de ferrocarril y de carretera a) Pila llena b) y c) De dos cuerpos d) En forma de T.

La mayor parte de los puentes modernos son de concreto reforzado. Como protección contra lo elementos, algunas veces se usa un recubrimiento de mampostería, especialmente cerca de la superficie del agua.
Aunque las pilas de subestructura comúnmente se consideran como parte de la  misma, no son parte de la cimentación en el sentido de que su proyecto requiera considerar las propiedades de los materiales del subsuelo. Por lo tanto, ya no se considerarán más en este texto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada