PUENTES DE ARCO: Tipos de arco.



En el tipo de arco más natural, la componente horizontal de cada reacción, o empuje, es llevada a un contrafuerte, que también recibe la reacción vertical. A este tipo se hace referencia como arco verdadero. Sin embargo, la aplicación de la construcción en arco puede ampliarse económicamente en forma considerable soportando el empuje mediante un tirante, un miembro a tensión entre los extremos (arranques) de la luz. A este tipo de puente se hace referencia como arco atirantado. Es de observar que el arco atirantado viene a ser un equivalente al pretensado pero con el cable dispuesto exteriormente.

El cuerpo del arco puede ser una armadura o una viga, y de acuerdo con eso, los puentes en arco se clasifican como de armadura (celosía) fotografía 7.4.a o de costilla sólida (sección simple) fotografía 7.4.b.

Fotografía  7.4.a.   Puente New River George, W. Virginia (USA), 1976. 
Longitud del vano: 518 m.
Puente  de acero doble arco en celosía: Tablero superior


Fotografía 7.4.b.   Puente sobre el embalse de Ricobayo, 1995.
Longitud del vano: 168 m.
Puente  de acero de sección simple: Tablero superior.



Los puentes en arco también se clasifican según su grado de articulación. Un arco empotra­do, en el cual la construcción impide la rotación en los extremos de la luz, es estáticamente indeterminado de tercer grado en lo que respecta a las reacciones externas. Si la luz está articulada en los extremos, se convierte en un arco biarticulado, y es estáticamente indetermi­nado de primer grado. En los años recientes, la mayor parte de los puentes en arco se han construido empotrados o con dos articulaciones. A veces se incluye una articulación en la clave, adicional a las articulaciones de los extremos. El puente es entonces triarticulado y es estáticamente determinado. En todos estos casos es requisito importante que el terreno de fundación sea de muy buena calidad para garantizar su resistencia a las reacciones verticales y fundamentalmente a los empujes horizontales.

Además los puentes en arco se pueden clasificar según la ubicación del tablero. El tablero se puede ubicar en distintas posiciones con relación al arco, por lo que estos puentes pueden ser:

Arcos de tablero superior.
Arcos de tablero inferior.
Arcos de tablero intermedio.

Los arcos de tablero superior o de paso superior, son cuando los arcos están por debajo del tablero. Éste es el tipo más usual de arcos verdaderos y se emplean cuando la quebrada que se desea salvar es profunda y otras veces cuando se desea ganar gálibo para permitir el paso de los barcos si el río es navegable ver figura 7.2.a y fotografía 7.5 . Se puede ver en este caso que las péndolas trabajan en compresión al transmitir las cargas desde el tablero hasta el arco.

Figura 7.2.a.    Arcos de tablero superior.


Fotografía  7.5.   Puente Puddefjord, Bergen (Noruega), 1998.
Longitud del vano: 152 m.

Los arcos de tablero inferior o de paso inferior , son usados especialmente cuando la rasante del camino es muy baja y por razones de estética se desea construir un arco, ver figura 7.6.c y  fotografía 7.6 en el que todas las péndolas trabajan en tracción. Normalmente la solución de este tipo de arcos es con tirantes, caso en el que se los conoce como arcos atirantados.

Figura 7.2.b.    Arco de tablero inferior.


Fotografía 7.6.  Puente de Tangermunde sobre el Elba, (Alemania),
 Diseñado por F. Leonhardt.
Longitud del vano: 185 m.



Los arcos de tablero intermedio o  de paso intermedio, tienen ubicado a media altura su tablero, en algún punto intermedio entre los arranques y la clave y son de buen aspecto arquitectónico. Se los emplea en quebradas no muy profundas o en pasos superiores porque en su parte central se consigue el gálibo necesario para el paso vehicular ver figura 7.6.c.



 Figura 7.2.c.   Arco de tablero intermedio


Fotografía 7.7.   Puente sobre el Tyne (Newcastle),
Diseñado porMott, Hay y Anderson,


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada